Caín y el Compatibilismo

cain_abel

Génesis 4.6-7


6 Entonces el Señor le dijo: «¿Por qué estás tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo? 7 Si hicieras lo bueno, podrías andar con la frente en alto. Pero si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo.»

​Nueva Versión Internacional

El compatibilismo enseña que el libre albedrio puede ser compatible con el determinismo (por eso el nombre). A primera impresión parece del todo incompatible que una acción pueda ser libre si ha sido determinada. Es como obligar a alguien a que libremente te ame. Una total contradicción, por ende una imposibilidad lógica. Sin embargo, el compatibilista redefine libre albedrio como la capacidad de escoger lo que queremos. En su libro Escogidos por Dios R.C. Sproul dice lo siguiente sobre esta definición:


Esto se apoya en el importante fundamento del deseo humano. Tener libre albedrío es ser capaz de escoger conforme a nuestros deseos. Aquí el deseo juega un papel vital en cuanto a proveer una motivación o una razón para hacer una elección.

Ahora viene la parte engañosa. Según Edwards, un ser humano no sólo es libre para escoger lo que desee, sino que debe escoger lo que desee, para ser capaz de escoger en absoluto. Lo que yo llamo ley de la elección de Edwards es esto: "La voluntad siempre escoge según su más fuerte inclinación en el momento." Esto significa que toda elección es libre y toda elección está determinada.

Dije que esto era confuso. Parece una flagrante contradicción decir que toda elección es libre y, sin embargo, que al mismo tiempo esté determinada. Pero "determinada" aquí no significa que algún agente externo fuerce la voluntad. Por el contrario, se refiere a nuestra motivación o deseo interno. En resumen, la ley es esta: nuestras elecciones están determinadas por nuestros deseos. Continúan siendo nuestras elecciones porque están motivadas por nuestros propios deseos. Esto es lo que llamamos autodeterminación, que es la esencia de la libertad Sproul, R. C. (2002). Escogidos por Dios (pp. 38–39). Graham, NC: Publicaciones Faro de Gracia.

Dado a que Caín nace también con una naturaleza pecaminosa, sus deseos han sido esclavizados por dicha naturaleza. No posee, según el compatibilismo, dominio sobre estos deseos. Esto crea un problema para el compatibilista en lo dicho por Dios a Caín en Gen. 4.6-7. Si Dios sabía que el deseo más fuerte de Caín sería el asesinar a Abel su hermano, y que lo haría con toda certeza, ¿entonces por qué le dice que si hiciera lo bueno también sería recompensado? ¿Que él puede dominar su deseo y refrenarse de hacerlo? ¿Por qué le presenta la genuina posibilidad de poder no pecar? Caín no tenía de otra mas que sucumbir a la tentación de asesinar a su hermano, según el compatibilismo. ¿Que no es la tentación un fuerte deseo? Ciertamente como cristianos Dios no nos dejará ser tentados más de lo que podamos soportar, que juntamente con la tentación nos da la salida (1 Cor. 10.13). En cada tentación hay una salida para el cristiano de no sucumbir a un deseo pecaminoso. Pero Caín no parecía ser muy devoto al Señor aunque hacia ofrendas a Él. De hecho, algo hubo en esa ofrenda que no agradó al Señor.

Caín es un ejemplo de una persona no devota a Dios que tuvo el poder de refrenarse de pecar. Para R.C. Sproul, "el deseo juega un papel vital en cuanto a proveer una motivación o una razón para hacer una elección", según Jonathan Edwards (citado por Sproul), un ser humano no sólo es libre para escoger lo que desee, sino que "debe escoger lo que desee para ser capaz de escoger en absoluto". El deseo más fuerte de Caín fue el de asesinar a su hermano Abel. Según Edwards, Caín debía hacerlo. Es parte de su naturaleza pecaminosa. La advertencia de Dios no servía de nada. Era como pedirle a un león hambriento que no matara a la gacela para comer, que se abstuviera y a su vez comiera pasto. No es posible. De hecho, así es como Dios describe el deseo de Caín; como acechándolo. La NVI dice que es como una fiera lista para atraparlo. Pero Dios dijo que podía dominarlo.

Deber implica poder. Si el ser humano no posee libre albedrio libertariano (no compatibilista), el ser humano no es genuinamente responsable de sus acciones. Buenas o malas. Caín podía dar una mejor ofrenda y ser recompensado. Una opción real que Dios mismo le dijo que tenía. Pero Caín cedió a su deseo pecaminoso.

Respuesta Molinista


Desde la perspectiva molinista, aunque Dios sabía perfectamente qué decisión tomaría Caín (pues actualizó un mundo en donde Caín pecaría), las circunstancias y deseos de Caín no determinaron su decisión. Mientras que el compatibilista entiende el libre albedrio como ​libertad de inclinación​, los molinistas entienden el libre albedrio como ​libertad de refrenarse ​(ver Determinismo y Libertarianismo). Los deseos, las circunstancias, las creencias, el carácter, entre otras cosas, ​influyen ​y presentan un rango de decisiones, pero ninguna de ellas ​determina ​una decisión sobre otra. Claro está, hay ocasiones en que se fija la voluntad, perdiendo la posibilidad de escoger lo contrario (ver Principios del Libertarianismo Suave). No obstante, Dios determinó un mundo en donde Caín libremente pecaría. Sin embargo,que Dios conozca lo que haría con certeza, en ninguna manera hizo necesaria la decisión de Caín pecar, ni Dios, por medio de las circunstancias, obligó a Caín a pecar. La decisión era solo de él. El pecado de Caín era contingentemente cierto; no necesariamente cierto.

En el molinismo se desconoce cómo Dios conoce cada decisión humana. En el compatibilismo, Dios conoce que cada ser humano pecará porque su naturaleza pecaminosa dictamina que así será. Tiene y debe pecar, según Jonathan Edwards. No puede y no debe hacer lo agradable a Dios. De Dios poseer dicho conocimiento, no le hubiera pedido a Caín que se refrenara de pecar, porque sería como pedirle a un pez que trepe un árbol. No está en su naturaleza. No haría sentido el pedido de Dios de que Caín se abstuviera de pecar, si en efecto no podía hacerlo por naturaleza. Pero si Dios le presenta a Caín una opción real para no pecar (y ser recompensado a su vez si se tornara de sus malos pensamientos), entonces Caín podía y debía no pecar.

Rate this blog entry:
¿Se le Cambió el Nombre a Saulo por Pablo?
Encuesta: ¿Cuál Curso Deseas Primero?
 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Already Registered? Login Here
Guest
Sunday, 18 February 2018
If you'd like to register, please fill in the username, password and name fields.

Videos

  • WLC Sobre La Crítica De Nietzsche A La Ética Cristiana
  • ¿Maldad, Dolor y Sufrimiento = NO HAY DIOS? Parte 1 I El Mal Moral
  • El Mal No Refuta A Dios
  • La Importancia De La Apologética
  • El Problema De La Oración No Contestada
  • La Importancia De La Evidencia Circunstancial
  • La Causa No Causada
  • Si Dios Decidiera Que Matar Es Bueno, ¿Serías Un Asesino?
  • ¿Qué Si No Hay Infierno?
  • ¿Es Dios Inmoral por Mandar a Matar a los Cananeos?
  • ¿Qué Significa Un Ser Máximamente Grandioso En El Argumento Ontológico?
  • ¿Es Mala la Homosexualidad?
  • Testimonio Elaborado (Parte 2)
  • ¿Es El ADN Evidencia De Un Ancestro Común?
  • Omnipresencia: Aplicación Práctica/La Inmutabilidad de Dios
  • Testimonio Elaborado (Parte 1)
  • El Debate Sobre La Metodología Apologética (1/2)
  • ¿Cuál Es El Propósito De Tu Vida?